Los Celos

Eliminar los celos y la desconfianza en la pareja
En mi experiencia clínica, he escuchado muchas personas comentar que le complace que la pareja sea celosa porque significa que está enamorada. Hay personas que al identificar los celos con el amor, sin saberlo, demuestran la necesidad de sentir (o merecer) protección, situación que se ve reflejada con pensamientos del tipo “por fin he encontrado alguien a quien le importo”, “él/ella me cuida”, “me gusta que se preocupe por mí”, “me hace sentir importante”. 

Sin embargo, al poco tiempo vienen los problemas a causa de la transformación a una pareja celosa compulsiva. Su compañero o compañera se cansa de los celos y ya no siente el mismo amor que antes. Se desmotiva, pierde entusiasmo, ya no disfruta porque no tiene libertad de acción. Tras varias discusiones, viene la pregunta eterna: ¿por qué los celos?

¿Son los celos inseguridad?

Se dice comúnmente que son los celos inseguridad, y en parte es cierto. Vamos a hilar más fino y decimos que los celos dentro de la relación de pareja vienen del temor al competidor quien es percibido como una tercera persona en la pareja. “Es percibido” significa que la persona celosa responde la mayoría de veces a una amenaza imaginaria. Si bien existen motivos de celos en la  realidad, estos son amplificados, son llevados más allá en el imaginario de la persona celosa. En otras palabras la persona celosa va más allá de la realidad, vive una reacción emocional fuerte que se da cuando presume que este competidor es más fuerte, con más poder, más carisma, capaz de robarnos el amor de la persona que amamos por ser mejor. Precisamente imaginamos que nos quedaremos sin la persona amada por culpa de este competidor que atrae más. Esto significa que en los celos, imaginamos tener un valor inferior al rival. Es por esta razón que muchas personas dicen que los celos van de la mano con una baja autoestima.

La baja autoestima y los celos

El tema de la baja autoestima es muy de actualidad y se habla mucho de esto. Cuando vemos una alma celosa nos preguntamos: ¿a qué le teme? ¿qué manifiesta a través de los celos? 

La persona con autoestima alta, por lo general, no es celosa porque está en una posición psicológica en la cual no teme la confrontación con un rival (hipotético o real) en el amor.

Esta frase implica también lo contrario: la persona celosa puede tener una baja autoestima porque detrás de los celos se esconde el temor a perder la pareja.  Pero, ¿por qué temor a perder la pareja?

Las razones se ocultan y difícilmente se admiten a nivel consciente, más bien la tendencia es negarlo. La razón más común es la íntima sensación de no ser suficiente, no merecer una pareja así, no merecer la felicidad, perder lo que ha costado conseguir, o “no vuelvo a encontrar una persona así”.  

De aquí viene otra razón frecuente que hace que el celoso tenga miedo a perder su pareja: la sensación íntima de que hay personas más simpáticas, más carismáticas, más fuertes o más adineradas y “yo no soy nada de todo esto”. 

A través de estos dos pasos, llegamos a otra razón típica para tener celos que vamos a resumir con la siguiente lógica: “alguien mejor que yo me puede robar mi pareja. Necesito asesorarme que mi pareja no tenga contacto con otras personas”.

Es muy difícil detectar estos sentimientos, generalmente están escondidos en la intimidad. Por fuera se ve otra cara, otra apariencia.  Esto porque la persona celosa tiene su estrategia para darse a ver como alguien fuerte. Las estrategias son muchas, por ejemplo: aparentar con estar del lado de la razón, aparentar ser inteligente, ser fuerte físicamente, tener mucho dinero o aparentar con tenerlo, justificar los celos como una señal de amor y protección, ostentar ser un gran profesional, buscar la manera de impresionar a la pareja y a la gente, estas y muchas más estrategias son las que vemos. Ayudan a construir un cascarón que defiende al celoso y le quita la etiqueta de celoso, pero ¿qué hay detrás de este cascarón? ¿Para qué sirve un cascarón si no es para proteger algo frágil a su interior?

Eliminar los celos en una relación

Frecuentemente veo personas quedarse muy perplejas al observar que otras parejas son felices y ellos no. A partir de aquí empiezan con la reflexión sobre los celos y el psicólogo es de gran ayuda.

En la clínica, trabajo desde hace mucho tiempo el tema los celos con el fin que puedas tener una relación provechosa con tu pareja. La razón es sencilla: cuando va mal en el amor esto afecta mucho todos los demás aspectos de la vida. En cambio cuando va bien te sientes feliz y con ganas de vivir.   

Parte del trabajo que hago en mi consultorio es que la persona celosa pueda empezar a ver con sus propios ojos la diferencia entre la realidad y la imaginación porque muchas veces es en el imaginario que le damos tanto valor al rival. A través del trabajo con el imaginario se llega al famoso insight, o sea, el darse cuenta de aquello que uno no se enteraba por sí solo. Es un momento maravilloso en que la persona puede por fin enterarse de lo que la afectó por tantos años y no sabía. Es como cuando se van las nubes y aparece el cielo en su esplendor.

La clínica ofrece una solución que va mucho más allá del simple concepto de eliminar los celos en una relación. Trabajamos para que tengas herramientas que te permitan estar consciente del amor que puedes ofrecer como ser humano, y del amor que puedes recibir de tu pareja. Le damos espacio a la construcción de un Yo fuerte que no tema la confrontación. El efecto que suele tener es que la persona aprovecha su vida amorosa de manera más abierta, serena y satisfactoria. Este cambio trae consigo un sin fin de sorpresas: aprovechar más el tiempo, sentir más alegría en el día, tener más ideas, sentirse más activo/a, feliz, con más ganas de vivir y pasar a la acción. 

Apuntamos a la comprensión del amor y cómo alcanzar un enamoramiento sin celos, fomentando una relación de pareja saludable que se sustente en el respeto, el amor, la confianza y sobre todo la libertad individual. 

Pareja celosa compulsiva

Se debe tener en cuenta que los celos expresados de forma compulsiva deterioran significativamente el amor y coartan un valor fundamental para una buena relación como lo es: la confianza. No solamente la confianza en la persona que pretende ser tu pareja, si no la confianza en que la relación pueda durar a largo plazo. 

De hecho, con una pareja celosa compulsiva la tendencia es no contarle anécdotas, no compartir experiencias de familia, y ocultarle las cosas para no tener problemas. En resumen: los celos compulsivos dan como resultado la pérdida de confianza. 

Los celos compulsivos también alejan la posibilidad de disfrutar. Por ejemplo, la pareja no puede vestirse como quiere porque es acusada de llamar la atención, no puede bailar, no pude hablar mucho tiempo con sus amistades, etc. …Y hemos visto hombres con dificultad en hablarle a la camarera porque saben que la mujer está a punto de atacar con celos, o como se dice en la jerga: hacerle un “desplante”.

Los celos no tienen distinción de sexo: en la clínica atiendo casos tanto de mujeres como de hombres, y en los celos compulsivos, ambos sexos son capaces de llegar a la violencia. Muchas personas se imaginan más la violencia de parte del hombre, sin embargo, he atendido muchos casos de violencia de parte de la mujer. 

Este año, he recibido en la clínica casos de celos compulsivos, se caracterizan por terminar con un acto violento como consecuencia del ataque de celos: mujeres que llegaron al extremo de destruir el celular con tal de demostrar su fidelidad, gritos, pleitos, hombres que tienen prohibido ver a sus hijos por celos.  

¿Se puede disfrutar el amor de esta manera? 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *